Las personas y organizaciones integrantes de #CDMXjusta, en el marco de la publicación de la convocatoria para conformar la terna de candidatos y candidatas para la titularidad de la Fiscalía General de la Ciudad de México, enviaron este 12 de noviembre una carta al Consejo Judicial Ciudadano (CJC) con el fin de esclarecer la información relativa a las actividades de su mandato y contribuir a la plena transparencia de los procesos de designación de las nuevas fiscalías de la Ciudad.

Solicitaron como fundamental la información sobre cuáles serán los medios y mecanismos de comunicación y difusión de información de las sesiones del Consejo y los acuerdos que en ellas se realicen, de tal forma que se atiendan los principios de máxima publicidad y transparencia proactiva que este órgano debe observar, como sujeto de responsabilidad conforme a la ley.

Sobre el proceso, requirieron:

  1. Publicar una metodología de evaluación con rigor técnico, incluyendo el perfil ideal de la persona titular de la Fiscalía.
  2. Informar sobre la etapa de evaluación documental y el proceso en el que se determinó que todas las personas postulantes pasarían a la etapa de entrevistas.
  3. Publicar los expedientes de las y los postulantes.
  4. Publicar las entrevistas de las y los postulantes, mediante transmisiones en vivo.
  5. Informar sobre la etapa de deliberación, día y hora, y metodología a utilizar para la toma de decisiones. Al respecto, se deberá informar los criterios en los que se incorporó o desechó la información proporcionada por sociedad civil sobre la calidad de las y los candidatos.
  6. Publicar el dictamen de la decisión con la debida argumentación que la justifique y que incluya las cédulas de evaluación de cada candidata y candidato.

Reiteraron que el proceso de designación del fiscal especializado en el combate a la corrupción debe realizarse bajo los principios de máxima transparencia y publicidad, para lo cual el CJC deberá:

  1. Publicar y difundir la convocatoria por todos los medios digitales e impresos disponibles con un tiempo considerable para que todas las personas interesadas conozcan el proceso y puedan presentar candidaturas.
  2. Detallar etapas y fechas clave en la convocatoria. De ser posible integrar un cronograma del proceso y no modificar los plazos. En cada etapa se deben prever mecanismos y procedimientos diseñados para la participación ciudadana, así como las fechas de su implementación.
  3. Hacer exhaustiva la definición de un perfil idóneo con base en la naturaleza y las responsabilidades del cargo, en el que se incluya la metodología y los criterios con los que será evaluado.
  4. Publicar los expedientes de las personas candidatas (su hoja de vida, su declaración 3de3, su plan de trabajo, carta bajo protesta de decir verdad de no vinculación política, entre otras), los cuales deberán ser de fácil acceso para la ciudadanía.
  5. Establecer un mecanismo a través del cual la ciudadanía pueda aportar información sobre las personas candidatas y/o cuestionar su candidatura. Además de poner a su disposición un buzón de preguntas que puedan ser formuladas durante las entrevistas.
  6. Hacer públicas las entrevistas y garantizar que físicamente y de forma remota la ciudadanía pueda acceder a ellas y opinar.
  7. Hacer público el calendario de trabajo del grupo, equipo o personas que estarán a cargo de tomar la decisión final para que la ciudadanía pueda acudir a la deliberación.
  8. Publicar, antes de que se tome la decisión final, la evaluación o evaluaciones que se realizaron de las personas candidatas.
  9. Justificar y motivar tanto la evaluación como el resultado final.

Finalmente, señalaron que el perfil de la persona titular de la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción deberá cumplir con las siguientes características:

  1. Tener una formación profesional en derecho penal, en materia anticorrupción y administración de instituciones públicas o privadas.
  2. Tener experiencia probada en el campo y una trayectoria probada, consolidada e integra en el combate a la corrupción.
  3. Redactar un plan de trabajo que refleje su capacidad de diagnosticar e identificar los principales retos y objetivos para la institución, en el que especifique las estrategias o líneas de acción para su cumplimiento.
  4. Tener independencia política y partidista. No haber sido candidato/a o militar en algún partido político. No tener vínculos directos o indirectos con algún grupo parlamentario o funcionarios públicos que estén a cargo del proceso de designación.