#CDMXresiliente 28 de octubre de 2020.- El Fondo para Desastres (FONDEN) y Fondo para la Prevención de Desastres (FOPREDEN) fueron otros dos fideicomisos que se eliminaron tras la votación del pleno del Senado en la sesión del 21 de octubre de este año. Como en otros casos, se trataba de  fondos que requerían urgentes reformas y a partir del sismo de 2017 y de los reportes de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), se había creado un ambiente de exigencia sobre estas transformaciones y su uso correcto y transparente de recursos públicos.

¿Qué es el Fonden?

Desde hace tres décadas el FONDEN está considerado como uno de los hitos internacionales en la financiación del riesgo de desastres. “En México, ha permitido responder ante emergencias de manera rápida y sin poner en riesgo otros recursos del presupuesto a distintas escalas. Pero particularmente con la idea de que los desastres no afectarán el desarrollo del país o de regiones específicas y que no se tuvieran que desviar otros presupuestos o recursos de áreas estratégicas para la atención de una emergencia o desastre”, destaca un texto de Mara Torres Pinedo y Sandra Camacho Otero en puntodecimal.mx.

“Tiene como objetivo dotar de recursos financieros adecuados para los esfuerzos de atención inmediata y reconstrucción federales y estatales, sin comprometer el gasto gubernamental comprometido. Por ello, ha permitido la reconstrucción en comunidades marginadas, la reconstrucción de caminos, escuelas y hospitales, a pesar de los retos que genera en la planeación de las inversiones públicas”.

De gran importancia es también el Fondo de Prevención de Desastres (FOPREDEN) el cual permite que las comunidades “avancen en comprender mejor los riesgos a los que están expuestos, y a realizar proyectos que reduzcan el riesgo en lo local, así como financiar proyectos y estudios científicos para seguir avanzando en la comprensión y estudio del riesgo en México”. 

En mayo pasado, se organizó una sesión de Parlamento abierto sobre el FONDEN, donde expertos, sociedad civil, funcionarios públicos y legisladores hablaron de sus ventajas y también las posibles reformas que requería:

Desde entonces, hubo una movilización para la defensa del FONDEN expresada en cartas a Diputados y Senadores. En uno de estos documentos las y los firmantes, externamos nuestra preocupación de que el gobierno federal priorice una amenaza sobre otra. 

Hay que recordar que la propuesta del grupo parlamentario de Morena donde se proponía la derogación del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), se dio bajo el argumento de que se requiere de una mayor austeridad para contar con recursos que atiendan necesidades derivadas de la crisis por Covid-19. En este sentido, consideramos que lejos de elegir entre una atención y otra, se debe contar con la capacidad administrativa y financiera para salvaguardar la integridad de las personas y sus derechos, especialmente frente a las distintas amenazas, como lluvias, ciclones, sequías y sismos, que sabemos continuarán ocurriendo.

Insistimos en que tener un instrumento específico en el presupuesto para desastres es fundamental, pues la toma de decisiones de recuperación post-desastre NO exige que se consideren herramientas de análisis del riesgo y vulnerabilidades de las poblaciones sus medios de vida a los distintos fenómenos. Antes de desaparecer este instrumento, se debe buscar o proponer una mejora.

Además, este fideicomiso es de gran relevancia en medio de la emergencia sanitaria, ya que sin él, en caso de que un fenómeno llegase a ocurrir , no se tendría la capacidad de responder a los impactos; señalamos que México no puede subestimar el impacto de los desastres en el presupuesto ni desarrollo del país.

Consulta aquí, la carta íntegra a legisladoras y legisladores. 

En este contexto, expertos, instituciones y colegios de profesionistas que integran el Seminario Universitario de Riesgos Socioambientales de la UNAM (SURSA) se pronunciaron contra la desaparición del FONDEN y FOPREDEN a través de una carta en donde señalaron que estos fideicomisos tienen reglas técnicas altamente especializadas, que se han construido en las instituciones mexicanas a lo largo de décadas, por lo que desaparecerlos y sustituirlos por fondos de naturaleza inestable y discrecional, “destruye muchos años de arduo aprendizaje institucional, de recomendaciones de mejora y de capacidad de focalizar, eficientar y dar transparencia al gasto en materia de atención a desastres”.

El documento puntualiza que la aprobación de este dictamen “generará consecuencias catastróficas para la población y los bienes públicos de nuestro país cuando ocurra alguna de las múltiples amenazas físicas a las cuales nuestro territorio está altamente expuesto… El costo de aprobar la extinción de los fideicomisos FONDEN y FOPREDEN será altísimo sobre la patria a la que representan en este Congreso de la Unión”. 

En el mismo sentido se pronunció la Red mexicana de la Alianza del Sector Privado para la creación de Sociedades Resilientes ante Desastres (ARISE Mx) quien a través de un comunicado destacó que la ausencia del FONDEN puede derivar en demoras en la respuesta ante emergencias, retrasos en los procesos de recuperación y reconstrucción, pérdida de vidas humanas, desviaciones en los presupuestos federales y/o estatales, generando enormes consecuencias económicas; mientras que la ausencia del FOPREDEN generará incertidumbre a falta de desarrollo científico, tecnológico que sustentan las medidas de prevención y mitigación de riesgos. 

“Al no contar con recursos suficientes presupuestados para la atención y recuperación ante desastres, los Gobiernos locales pueden verse obligados a utilizar fondos que habían sido previamente destinados a proyectos de desarrollo social o económico, lo que, en el largo plazo, impactará negativamente en el desarrollo de la población”.

Señaló que las emergencias y desastres requieren de instrumentos financieros estables multianuales, con reglas de operación claras y mecanismos técnicos e institucionales probados, que permitan llevar a cabo sus fines de manera transparente. 

Ver: Fondo Metropolitano y Fondo para el Cambio Climático.

¿Quieres saber en una explicación didáctica más sobre los fideicomisos y su eliminación? Ver aquí